Araceli Sanz y Mª de la O Cortón | Segovia

Con motivo del Día Escolar de la No Violencia y la Paz, que se celebra el 30 de enero, el Colegio Rural Agrupado (CRA) «El Pizarral», en su sede de Santa María la Real de Nieva (Segovia), invitó a ADEPU a formar parte de sus actividades, ya que parte del dinero recaudado de su III Carrera Solidaria sería destinado a la construcción de una Escuela Infantil en Atsiame (Ghana), proyecto que llevará a cabo nuestra asociación en los próximos meses. Este CRA está compuesto por los pueblos segovianos de Bernardos, Codorniz, Juarros de Voltoya, Martín Muñoz de las Posadas, Nieva y Santa María la Real de Nieva, por lo que se contrataron varios autobuses para reunir a los alumnos de los distintos pueblos en el colegio de Santa María.

Todos ellos iban preparados para el evento con mucha emoción. Los alumnos de 3º y 4º habían creado y ensayado varias coreografías sobre cuadros famosos de guerra y Paz, como el Grito, de Munch o El Guernica, de Picasso, con la ayuda de algunas profesoras y profesores. Lo sorprendente de esto, es que toda la coreografía se desarrolló en la oscuridad y sólo las luces de neón dejaban ver los objetos que los chavales habían diseñado para el baile, y movían por todo el escenario, creando un ambiente mágico y único que sorprendió a todos los presentes.

Tras este espectáculo, nos dirigimos a la Plaza Mayor del municipio y pudimos escuchar las poesías que los alumnos de 5º y 6º de cada localidad leían desde el balcón del Ayuntamiento. Todos escuchábamos con mucha atención y ovacionamos al final de cada lectura. Esto fue seguido de un Manifiesto de Paz y una coreografía, tipo flashmob, que familias, profesorado y alumnado de todas las localidades habían practicado previamente con Fran, docente del CRA.

Y por fin tuvo lugar la III Carrera Solidaria, unidos a los chicos y chicas del IES «Catalina de Lancaster» y las familias. Preparados cada cual con su dorsal, primero se realizó una vuelta de reconocimiento y luego la carrera donde todos fuimos ganadores. Los más pequeños también participaron en su «vuelta particular» recorriendo 150 metros en línea recta. No faltaron las risas, ni padres y madres acabando la carrera con sus hijos en brazos.

Merecíamos reponer fuerzas y para ello, la empresa Serunión y la colaboración de familiares, hizo posible que se pudiera preparar un almuerzo compuesto de fruta y bocadillos de productos de la zona. Todo riquísimo, sano y energético. Entonces se llevó a cabo una charla en el salón de actos del colegio, donde participantes de la asociación ADEPU contamos la experiencia de vivir en Ghana, de la realidad de sus gentes, sus costumbres y su día a día. Lo más impresionante es que todos escuchaban atentamente a pesar del cansancio del día. Se interesaron por conocer los proyectos que llevamos a cabo y se pusieron muy contentos cuando les explicamos que con el dinero que habían donado al comprar su dorsal, al menos una pared de la escuela infantil que se construya en Atsiame, será gracias a ellos.

Desde ADEPU queremos agradecer el recibimiento tan cercano que tuvimos y lo bien que lo pasamos. Gracias también a Sara, una de nuestras voluntarias de nuestra ONGd y profesora del CRA, por hacer esto posible. Y gracias a cada docente de cada localidad del CRA, por educar en la Paz y dejarse la piel en intentar que, desde pequeños, sus alumnos y alumnas tengan una vista global del mundo. Y, por supuesto, a las familias, voluntariado e instituciones colaboradoras de la Carrera por crear una verdadera comunidad escolar “educativa”. ¡Porque todxs somos UNO!