Ángel Sanz Palacios |  Larabanga (Ghana)

¿A qué se dedican los estudiantes en prácticas de la UVa en Ghana? ¿Cómo es su adaptación a un contexto tan distinto? ¿Es realmente importante y significativa su labor en la escuela?  A lo largo de esta entrada voy a intentar dar respuesta a todas ellas, siendo consciente de la dificultad que entraña dicha tarea y de que varía según la mirada o prisma de cada persona.

Para comentar, tomaremos como referencia el primer grupo de estudiantes de este curso académico 2018/2019, estudiantes de tercero de Educación Primaria, del doble grado de Infantil y Primaria (de la especialidad Inglés) y, también, de Publicidad y Relaciones Públicas que vinieron a Larabanga (Ghana), aunque en esta entrada nos centraremos en la labor de cooperación en el ámbito escolar. En este sentido, la principal labor de los voluntarios reside en su trabajo en la escuela “Wulugu”, donde pasan casi tres meses en una clase de Primaria, trabajando y compartiendo docencia con los maestros locales bajo la tutorización del profesorado de la UVa: Mª de la O Cortón, Sonia Ortega Gaite y Eva Navarro. El horario en la escuela es de 8:30 a 13:30 horas. Después de cinco horas impartiendo clase a 40 y 80 niños, se ganan bien su plato de fufu o cualquier otra comida autóctona, cuando llegan a casa de Sawela, nuestra amiga y cocinera.

Después de reposar la comida, un breve período de tiempo, con el ventilador a todo gas, es momento de los talleres extraescolares. De 16:30 a 18:30, nuestros estudiantes llevan a cabo actividades con los niños y niñas del pueblo. Cada día de la semana son dos los encargados de llevar a cabo distintas actividades, que van desde la práctica deportiva, las manualidades, el apoyo y refuerzo a los deberes del colegio, hasta la interpretación…

Los viernes por la tarde se lleva a cabo el Seminario permanente, donde se analiza, reflexiona y debate sobre la práctica educativa de la semana en curso, además se trabaja en la preparación de la siguiente. Concluido el Seminario, comienza el fin de semana. Hasta el lunes es momento para descansar, viajar o bien diseñar materiales para clases y talleres. ¿No está mal, no?

¿Cómo ha sido la adaptación de los estudiantes a un contexto tan diferente? Buena, realmente buena. Los lectores de este Blog que hayáis viajado y salido del cálido y cómodo hogar (que estoy seguro de que sois muchos), coincidiréis conmigo en que adaptarse a sitios, culturas y costumbres nuevas no siempre es fácil, menos aún cuando se sale del que llaman algunos “Primer Mundo”.

Efectivamente, adaptarse no es tan difícil, de hecho, casi cualquiera puede hacerlo a un lugar cuando no le queda más remedio. Por muy distinto que sea el lugar, nadie muere ni enferma por desadaptación. Lo realmente complicado y no todos saben hacer, es adaptarse a un nuevo contexto con una sonrisa en el rostro. Y estos chicos y chicas, estudiantes del Prácticum, lo han sabido hacer y han logrado, además, lo más complicado: ¡ser valientes! Han sabido escuchar al sabio anciano, a la poderosa mujer africana y al inocente y alegre niño. Y en los momentos duros, que los hay, han sido fuertes y emocionalmente inteligentes, a sabiendas de que las caras largas no ayudan y de que una sonrisa es contagiosa. Y todo esto en una convivencia de tres meses donde tu compañera se convierte en amiga y en familia.

¿Es realmente significativa su labor en la escuela? No. Su paso por Larabanga no va a garantizar un mejor futuro ni mejores puestos de trabajo para los alumnos y alumnas de Wulugu School. Nuestros estudiantes en prácticas vienen a Ghana a aprender a ser docentes. El que crea que va a “cambiar el mundo” en tres meses de estancia, está equivocado. Esto no quiere decir que no sea importante su labor en la escuela, el servicio que prestan con su práctica docente de aprendizaje. Lo es, y mucho. Sólo hace falta entrar en un aula de Primaria y ver los más de cuarenta alumnos mirando embelesados a su profe breni (persona blanca). Estos estudiantes de Magisterio en prácticas deben adaptarse a sus niños y su desconocimiento del inglés, por lo que la comunicación no verbal y el aprendizaje a través de juegos se convierte en una herramienta imprescindible.

Pero para hablar de su gran trabajo en la escuela, ¿quién mejor que el propio director del centro?

The school has certain problems or challenges. Some of the challenges include, inadequate teaching and learning materials to support the teachers in effective delivery of their lessons and inadequate furniture for the students to sit on to learn.

I would like to appeal to philanthropist to assist the school with al least some teaching and learning materials. I will like to extend my sincere heartfelt appreciation and gratitude to Ankel Sanz, Cristina Segovia, Gabriel Gago, Patricia Baños, Sergio Martinez and Jaime Falcón for their handwork, commitment and dedication to duty in Ghana and “Wulugu” Primary School in Larabanga. (Imurana Mohammed Tijani, Head Teacher)

El colegio tiene algunos problemas o retos. Algunos de esos retos incluyen materiales didácticos inadecuados para ayudar a los profesores para una efectiva impartición de la materia y un mobiliario insuficiente para todos los alumnos.

Me gustaría apelar a los voluntarios a asistir al colegio con al menos algún material didáctico. Me gustaría encarecidamente agradecer a Ankel Sanz, Cristina Segovia, Gabriel Gago, Patricia Baños, Sergio Martínez y Jaime Falcón por su duro trabajo, su compromiso y su dedicación en Ghana y en la escuela “Wulugu” Primary School de Larabanga (Imurana Mohammed Tijani, director)

Por esto y muchos más aspectos, desde ADEPU nos gustaría dar las gracias a este maravilloso grupo de estudiantes de la UVa. Han dejado su granito de arena en esta acogedora comunidad de Larabanga, y se han llevado un mar de aprendizajes y vivencias que seguro no olvidarán nunca.

¡Hasta siempre!

 

Ángel Sanz Palacios es coordinador de voluntarios de ADEPU en Ghana (Larabanga y Atsiame) durante el presente curso académico (octubre-junio). Es graduado en Educación Primaria por la Facultad de Educación de Segovia de la Universidad de Valladolid.