La educación y la igualdad de género

La niña africana tiene una probabilidad de no estar escolarizada en la educación Primaria seis puntos mayor que el niño. Tal hecho se agrava en los estudios posteriores, ya que la mujer africana no tiende a finalizar los estudios primarios y mucho menos a continuar en Secundaria o la Universidad, dándose generalmente solo el caso para ellas en el ámbito urbano y de clases ya acomodadas.

La mujer es esencial para la supervivencia y el desarrollo de la familia, asume casi la totalidad de las cargas domésticas y de supervivencia de las familias. El trabajo con la mujer facilita el acceso a los servicios básicos de toda la familia.

Por medio de la educación se puede conseguir el empoderamiento de las mujeres y niñas africanas. El progreso de la mujer lleva asociado el de la familia y el de la comunidad, es de vital importancia y eje de trabajo prioritario, la educación para la igualdad de género.

Bienvenido
Introduce tu nombre de usuario y contraseña