El profesorado africano

Las precarias condiciones de las escuelas se agravan aún más por la falta de profesorado cualificado existente en estos países. África Negra necesita más de 1.600.000 docentes para cubrir las necesidades de la Educación Primaria para ese continente. Esta gran oferta profesional, hace que las administraciones y las escuelas privadas recurran a “paradocentes” o docentes amateur que generalmente no cuentan con la cualificación profesional idónea pero que dada su condición tienen salarios más bajos. La creciente demanda y la continua falta de profesionales docentes cualificados, hace que no se dedique todos los esfuerzos a la formación inicial de estos y, mucho menos, a la continua. A ello también hay que añadir los bajos salarios que perciben, lo cual hace que los alumnos más talentosos busquen otras salidas profesionales, y los que se dedican a esta deban también tener una segunda actividad, lo cual va totalmente en detrimento de la mejora educativa.

En las zonas rurales este panorama se agrava, ya que lo docentes no quieren ir a zonas alejadas de los núcleos poblacionales más importantes, donde las condiciones de vida son mejores y donde pueden encontrar un segundo trabajo que complemente su sueldo de maestro. Esto hace que haya un profesorado poco estable, itinerante y a veces, hasta inexistente.

Bienvenido
Introduce tu nombre de usuario y contraseña